DESCONFÍO

Resulta tremendo creer que ya no exista lo palpable

que las miradas estén ausentes tanto en la calle como en casa

los brindis son virtuales y los encuentros ni siquiera casuales

las maquinas que usamos en las manos nos tendieron la trampa del siglo

a eso le sumamos horas de sacrificio físico para pertenecer a la vida de imágenes sensuales.

No me gusta esto y sé que a ti tampoco.

Dicen que internet es droga, no lo sé

pero por las dudas, mantengo distancia, ando sin cables, con la cabeza levantada, disfruto del canto de los pájaros, no le hago mal a nadie.

Soy el raro, el ave extranjera, el ratón que debe esconderse para que ellos sigan vendiendo ansiedades y depresiones en todo el mundo.

Eso es lo más loco, esta peste es mundial, y sin embargo, la única manera de detenerla es personal.

Iremos al cine a contagiarnos la risa, al estadio a gritar en conjunto, al recital sin nada que se interponga entre las emociones.

Y tú y yo no nos conoceremos nunca, porque jamás estaremos online

de todas formas, valdrá la pena.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s