Bucles y cornetas

La muchacha de los bucles azules

rompe en llanto cada vez que suena mi corneta amarilla

la escollera muestra sus dientes

cuando pasea descalza los días nublados

pero ella va y se sienta

revisa los bolsillos descocidos

alumbra la tarde con su resplandor

el sol tibio tiñe sus bucles azules

y yo me siento

y la espío desde lo alto de mi edificio

si ella supiera lo que la quiero

que no me guardo nada

que deseo teñir mi corneta de azul como el mar…

pero con el deseo no alcanza

el mundo está lleno de utópicos soñadores

mientras las cornetas siguen siendo amarillas

y las mentiras de todos los colores que te puedas imaginar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s