MENOS ES MÁS

Decíamos en el post anterior que menos es más, y esto creo que es algo que ya nadie discute. Si puedes decir lo mismo de una manera más sencilla, clara y corta, va a resultar mejor para el lector. Y recuerda que ese es nuestro objetivo, facilitarle la lectura a quien tuvo el decoro de elegir nuestro texto, sobre todo hoy en día que hay mucho por consumir y no tanto tiempo.

Eso no quiere decir escribir sin verbos ni adjetivos. Tampoco te pases con la brevedad. Borges decía que si las frases eran demasiado cortas, parecían pan rallado. Y no queremos que le suceda eso a nuestro relato.

Deberías pensarlo como si estuvieras componiendo una canción, las melodías no son uniformes y monótonas (¡solo las aburridas!), con los textos pasa lo mismo. Hay que buscar el ritmo. Por ejemplo, si escribes un párrafo un poco largo, puedes hacer otro extenso, pero el tercero, o el cuarto debe ser breve. Dejemos tomar aire al texto y al lector.

Te recomiendo lo siguiente: leer en voz alta lo que has escrito. Mi maestro me decía, “si al leerlo te trabas o suena mal, debes escribirlo de otra manera”.

¿Recuerdas los tocadiscos? Bueno, si salta la púa es porque algo no está bien, entonces debemos volver a trabajar el texto. Siempre se puede mejorar lo que escribimos, después de todo, ese es nuestro trabajo ¿no?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s