Leer para aprender

Volvamos al principio de todo. ¿Qué es escribir? ¿De qué se trata? Todo el mundo escribe diariamente, hoy más que nada en la computadora o en el celular, mensajes de texto, canciones, recados, listas, recordatorios, etc. Sin embargo, uno tradicionalmente podría decir que escribe cuando cuenta historias con introducción, desarrollo y desenlace. Eso es lo que hace un autor, cualquiera sea el formato. Y viene de la antigua Grecia, de la poética de Aristóteles.

Si en tu cabeza, cuando andas caminando por ahí, o hasta cuando estás en una reunión, surgen historias o simplemente personajes que te piden hacer cosas con un final establecido, entonces eres un escritor.

Lamentablemente, cuando uno comienza tiene ideas pero no sabe cómo desarrollarlas en un relato ordenado que el lector pueda entender sin perderse en el camino. Porque a veces la mente va más rápido que la mano, y luego cuando leemos lo escrito, resulta ininteligible hasta para nosotros mismo.

La solución: leer relatos ajenos, leer a autores consagrados, clásicos, leerlos más de una vez, buscar cómo comienza la historia, dónde entra al desarrollo y cómo la concluye (lo más difícil de lograr).

No hay otro camino. Pero no es para siempre.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s