PINOS

El espejo enmarcado le quita la calma

el niño dorado amanece siempre llorando

la fruta prohibida ha robado su alma

y él sin cordura protestando protestando

ha buscado consuelo en un antro

más la clave halló en el campo

durmiendo y comiendo cilantro

miró la ciudad y dijo acampo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: