31

bici ruta

Cuando el indicador de aceite empezó a titilar, decidió parar en la banquina. Abrió la puerta y un golpe seco lo hizo acurrucarse en el asiento. El cuerpo de un muchacho salió volando por el costado del auto y cayó en el medio de la ruta. Todo sucedió muy rápido, pero él lo vivió como si fuera una toma en cámara lenta de un caprichoso director de cine que quería que el muñeco de goma cayera en un determinado lugar. Corrió la bicicleta de carrera que había quedado junto a la puerta, y dio unos pasos tímidos con la vaga ilusión de que realmente se tratara de un muñeco de goma. Pero era un chico de carne y hueso de no más de veinte años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: