28

pasillo

Lo despertó el crujido de una cama vecina. Descalzo, con los pelos revueltos, y apenas cubierto por el calzoncillo, salió del cuarto decidido a establecer un reclamo en la recepción. Pero en el pasillo vio a una pareja del otro lado del mostrador, y se escondió detrás de una pared. Ella era alta, al tipo le sacaba una cabeza. Cuando le pasaron por al lado, confirmó con el pecho congelado que se trataba de una travesti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: